Actualidad Conoce el día a día de Campus Elea Formación E-learning

El Bienestar Digital, una realidad inminente para todas las empresas

30 noviembre 2020

Menudo año 2020 estamos teniendo.

Uno de los grandes retos a los que nos hemos enfrentado muchos trabajadores, es el famoso teletrabajo. Al que muchos no estábamos acostumbrados y que ha entrado en nuestras vidas como un elefante en una cristalería.

¿Sabes lo que es el bienestar digital? Es algo que por ahora “desconocemos” o “ignoramos”, pero que en breve será uno de los temas más tratados dentro de las empresas que impulsen el teletrabajo en sus equipos.

El otro día leyendo al respecto, encontré una noticia que me gustó mucho, de un equipo investigador de la Universidad de Alcalá, que me gustaría citar aquí:

Bienestar Digital (o Digital Wellbeing) será una idea, incluso un movimiento social, del que oiremos hablar mucho en los próximos meses, tanto en el ámbito de la formación como en el laboral.

Básicamente trata sobre cómo podemos establecer una relación saludable con la tecnología; sobre cómo poner la tecnología a nuestro servicio para conseguir objetivos en lugar de interrumpirnos, distraernos o convertirse en un obstáculo. Tener el control de la tecnología nos permite usar todo su potencial y disfrutar de todas sus ventajas. En resumen, Bienestar Digital consiste en desarrollar una relación saludable con la tecnología, para que podamos disfrutar de todos sus beneficios y, a la vez, mantener el control sobre ella. La dependencia del móvil es un hecho, no hay más que salir a la calle para ver a personas de todas las edades pendientes de sus móviles. El Bienestar Digital defenderá siempre que la tecnología debe mejorar la vida, no apartarnos de ella. Al ser más conscientes de cómo la usamos y decidir hacer algunos pequeños cambios, podremos disfrutar de las ventajas que nos ofrece, y minimizar algunos de los problemas y frustraciones de estar tanto tiempo conectados.

Iniciativas de bienestar digital

Están surgiendo muchas iniciativas para divulgar buenas prácticas que mejoren el binomio tecnología- salud. La más reciente y quizá la que más repercusión haya tenido en España, por la importancia de sus impulsores, haya sido la iniciativa Levanta la cabeza. Por un uso responsable de la tecnología. A través de ella se pretende concienciar a la ciudadanía de las consecuencias del impacto de la tecnología en nosotros y en nuestro entorno. A través de la página web y de espacios televisivos se facilita información y herramientas para mejorar esta relación.

Otro ejemplo, quizá algo más lejano, pero no menos importante, ha sido el lanzamiento del primer curso MOOC sobre el tema que ha lanzado la plataforma Future Learn. Pretende identificar algunos de los beneficios y riesgos de participar en determinadas actividades en línea con respecto al bienestar personal, reflexionar sobre las prácticas digitales personales y su impacto en la identidad digital, así como colaborar de forma segura y responsable en las comunidades online, teniendo en cuenta el impacto en los demás. El curso está en inglés, pero se espera que pronto aparezcan iniciativas similares en castellano.

Es significativo también que grandes empresas tecnológicas como Apple o Google hayan incluido un menú denominado Bienestar Digital en las últimas versiones de sus sistemas operativos: Android a partir de la versión 9, e IOS a partir de la 12. Con las nuevas configuraciones, Bienestar Digital es ya un apartado en el teléfono, tan importante como configurar la cuenta de usuario, o personalizar la accesibilidad, seguridad o privacidad. Una vez dentro del apartado Bienestar Digital, el usuario se enfrentará a tres fases que podríamos denominar medición, prevención y corrección para que sea consciente del tiempo que dedica a determinadas acciones y sea capaz así de ponerle remedio; de esta forma podremos disfrutar de las ventajas que nos ofrece la tecnología y minimizar algunos de los problemas y frustraciones de estar todo el tiempo conectados.

Aunque el teléfono vaya contabilizando las notificaciones que recibimos, la frecuencia con la que revisamos nuestro teléfono, o utilizamos diferentes aplicaciones, las herramientas requieren de la interacción del usuario para cumplir una función práctica. Por ejemplo, si pasamos demasiado tiempo consultando la página de Facebook, podemos decirle que limite su uso a un tiempo determinado. Si superamos el límite, la aplicación se cierra, el icono cambia de color a blanco y negro y el teléfono no nos permitirá abrirla.

….”

Esperemos que este texto comience a concienciar a las empresas respecto a la materia del bienestar digital que, en breve, será un punto central en toda estrategia de gestión de personas y equipos.

Fuente del texto:

Formar y concienciar en bienestar digital

Categorizado en:

Los comentarios están cerrados.